La solución no está en la reducción de velocidad.

|
Facebook
Facebook
Google+
Google+
http://www.provial.org/2019/03/la-solucion-no-esta-en-la-reduccion-de-velocidad/
YouTube
LinkedIn
Instagram

Por Carme Huguet

Este fin de semana trágico se han producido dieciséis siniestros viales mortales. En estos siniestros hasta ahora han fallecido 16 personas, pero esta cifra puede aumentar, pues los fallecidos se contabilizan hasta 30 días. Entre los fallecidos, seis motoristas, tres ciclistas y un peatón. Diez de los siniestros mortales se han producido en carreteras convencionales.

El 29 de enero de este año entró en vigor la reducción de la velocidad a 90 km, precisamente en carreteras convencionales por ser las vías en las que más fallecidos se producen. A dos meses vista, comprobamos que la reducción de 90 km no incide en la disminución del número de fallecidos.

Reducir el número de víctimas mortales no tiene una solución rápida y marcar como principal culpable a la velocidad, sin interferir en otros factores determinantes nos hace seguir perdiendo oportunidades de mejora para que la reducción sea efectiva y duradera en el tiempo.

La seguridad vial actual es un edificio con cimientos en mal estado que afectan negativamente al conjunto de la construcción, haciéndola tambalear y que puede colapsar en cualquier momento.

¿Para cuándo una asignatura de seguridad vial como asignatura específica en los colegios?

¿Para cuándo un reciclaje para todos los conductores y profesionales de la formación y educación vial?

¿Para cuándo el desarrollo y aplicación de la titulación de Docencia Vial?

¿Para cuándo la formación vial para colectivos específicos: empresas de señalización y conservación de las vías, concejales y alcaldes y consejeros de movilidad?

¿Para cuándo la formación en todas las empresas de forma obligatoria en seguridad laboral vial?

¿Para cuándo presupuesto suficiente en infraestructuras?

¿Para cuándo establecer límites en la conducción? Hay que ser valientes para revocar permisos de conducción.

¿Para cuándo? ¿Para cuándo? Espero que no sea para nunca.

Insistir en reducciones de velocidad y en sanciones nunca debe ser el único camino.

La seguridad vial tiene que fraguarse con un conjunto de varios elementos que deben coexistir.

La concienciación y sensibilización deben ser imprescindibles, como la educación, la formación vial y el reciclaje. Inversión suficiente en infraestructuras, mantenimiento, conservación y señalización y mejora de todos los protocolos de obtención y revisión de los permisos de conducción.

Mientras solo se trabaje en uno de los factores, no se van a conseguir resultados, ya se ha dicho que deben coexistir varios elementos.

Hoy tristemente el titular es que 16 personas han fallecido en las carreteras y que para ellos el reloj de su vida se ha parado. Por desgracia, no se puede atrasar el tiempo y volver, por ejemplo, a la tarde del jueves en la que esas 16 personas estaban llenas de ilusiones y proyectos, pero sobretodo, llenas de vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies