Don erre que erre

|
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
LinkedIn
Share
Instagram

En el año 1969, el actor aragonés,  Paco Martínez Soria protagonizó la película: “Don erre que erre”; podríamos hoy llamarle:”el persistente”, “el pesado”, “el incómodo”, etc… Hoy, en 2016 todos deberíamos ser don erre que erre.

 

A mí no me sirve que me digan que la Administración es inamovible, aunque en ocasiones lo sea. Deberíamos hacer la gran reflexión y pensar que la Administración se encuentra para defender los derechos de los ciudadanos. Y nosotros, como ciudadanos, ¿sentimos que se están escuchando nuestras demandas? ¿Percibimos que somos personas con las que debe contarse para acometer cambios? Cambios que nos afectan no sólo como ciudadanos sino como trabajadores de una profesión, ésta la nuestra, tan denostada, tan olvidada…

Cada día nos levantamos con noticias nuevas y otras no tan nuevas por repetitivas, que ponen sobre la mesa una serie de cuestiones relevantes. Parece que no se quieran abordar los problemas y ponerles soluciones. Hoy me encuentro que en las carreteras secundarias se van a pintar las marcas viales sonoras, como se hace en muchas autopistas y autovías, dicen que así se evitarán alrededor de 600 fallecidos, fallecidos que lo son por salida de la vía o por chocar frontalmente con otro vehículo… Hace pocos días la noticia era que se debía invertir en nuestras carreteras, porque de no hacerlo en 2020 era posible que se tuvieran que reconstruir la gran mayoría. ¿Entonces?  ¿Por dónde empezamos?  ¿Mantenemos las carreteras con un buen asfalto, arcenes y sustituimos las barreras “quitamiedos”? ¿cambiamos la señalización obsoleta o en mal estado? Seguro que con esas medidas dotaremos a las vías de una mayor seguridad, o, ¿sólo pintamos en algunas carreteras para que quede visible alguna actuación y seguimos manteniendo el sistema deficitario? ¿Pintamos para cubrir de gloria un expediente de intervención en alguna vía pintoresca?…

Y seguimos sumando problemas, o tal vez no sumamos, los mantenemos desde hace décadas por la falta de interés, por la desidia persistente y permanente de aquellos que deben aportar soluciones notables que mejoren la profesión del profesor de formación vial. Pero luego, nos hablan de fallecidos en carreteras y aunque nos quieren convencer de que tampoco son tantos, pues estamos en “racha” y somos de los mejores países de Europa (el hecho de que tengamos miles de muertos en carreteras no creo que sea motivo de felicitación). ¿Lo piensan de verdad? ¿Ustedes conocen o se imaginan el sufrimiento de aquellos que se encuentran convalecientes en una cama de hospital? y ¿el de aquellos otros que están sometidos a terapias para superar sus secuelas? y ¿el dolor de las familias? ¿Realmente, piensan alguna vez que tras sus datos fríos estadísticos se encuentran desastres y dolores familiares? La reducción de fallecidos en nuestras carreteras, requiere un plan de inversiones severo que no sea únicamente el parcheo o maquillaje para hacer ver otra realidad.

A veces me pregunto si la Administración sólo ve un trozo del problema y que éste es de poca importancia desde el estudio en una mesa de despacho, alejados de la realidad por la que pasan a diario los profesores de formación vial, viendo como apenas tienen ningún tipo de derecho y que la propia dirección que les otorga un certificado, una vez obtenido éste, los deja abandonados a su suerte, no teniendo ninguna otra relación con el sistema. 

Muchos profesores podríamos aportar ideas y nuevas iniciativas para mejorar la profesión, mejorar la seguridad vial, pero tratándose de una Administración sorda que da la callada por respuesta, o en ocasiones, ni la callada, y que actúa con respuestas que, con total franqueza, nos abocan al desastre sistemático.

¿Realmente los pensantes pueden creer que el hecho de introducir vídeos en un examen teórico, convertirán automáticamente a los aspirantes en mejores conductores?

¿Modificar los permisos de conducción en función de si el alumno estaciona o no un vehículo, dotará a ese alumno de mejor preparación?

¿Certificado escolar en los colegios, de qué forma, manera y condiciones? 

Miren o mejor lean, señores de la Dgt, deberían empezar primero por:

-Hacer examen de conciencia y ver el TODO y no una parte.

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.