¿Estamos dispuestos a recibir formación vial?

¿Realmente estamos dispuestos a recibir formación vial… a reciclarnos…?

Con esta pregunta planteo si realmente todos y cada uno de nosotros somos verdaderamente conscientes de querer recibir a lo largo de la vida, educación, formación y seguridad vial. 

En los inicios, en la educación formal, no nos queda más remedio que asumir la necesidad de aprender lo que nos quieran enseñar, en lo que por desgracia, los educandos tienen poco que decir. Les viene impuesto y el ejemplo es la falta de consenso a nivel político en “Leyes de Educación”….

 

Si hablamos de aprendizaje no formal, en las autoescuelas, pocos alumnos vienen con verdadero interés en recibir una formación adecuada, no solo en conocimientos, sino en actitudes y valores (aunque eso. si no viene desde casa, …. difícil es). Las aulas de teórico de nuestras escuelas vacías, por el “san internet”, y, la DGT sigue mirando hacia otro lado. Os garantizo que muchos nos preocupamos por tener un programa, con sus objetivos, metodología, evaluaciones, etc… 

Si hablamos de la parte práctica… la frase: “es que es muy caro” está permanentemente en la boca de nuestros alumnos, que, por desgracia, siendo clientes también, debemos “contentarlos” con sus exigencias…  “Yo voy a examen con X clases”… “voy a probar suerte”… “si a fin de cuentas me queda otra oportunidad”… etc… etc… etc… El papá no acompaña: “A conducir… ya aprenderá cuando tenga el carné”.

¿Y cómo adultos? ¿Nos hemos planteado alguna vez la posibilidad de asistir a una escuela a recibir formación sobre el uso de los distintos sistemas de seguridad de los vehículos?

Hace años era muy frecuente ver como los conductores antiguos, al comprarse un coche nuevo, decían que los frenos le fallaban….. ¡No sabían usar el ABS!… y dejaban de pisar el freno porque le temblaba… Tal es así, que los fabricantes inventaron el sistema BAS. ¿Saben Vds. lo que es?  ¿Y el ASR y el ESP? Y si hablo de: cambios manuales, automáticos, secuenciales, vehículos híbridos, eléctricos, etc…

Es curioso, cuando viene algún cliente a preguntar si damos clases de reciclaje o perfeccionamiento, lo hacen con miedo, preguntan con mucha vergüenza.

¿Alguno se ha planteado la posibilidad de recibir clases para combatir la amaxofobia?   Por cierto… ¿conoce la sociedad el significado del término? Pues es muy frecuente que muchos ciudadanos con permiso, no hagan uso del mismo por padecer ese miedo a conducir.

Siempre pongo de ejemplo que cuando uno pregunta a alguien por su formación, se asombra. Cuántos más títulos y cursos y experiencia tenga…,  es decir, cuanto más formado esté… ¿Por qué entonces es motivo de vergüenza que alguien decida dar 10 clases más para ir a examen de conducir suficientemente preparado?

Puedo poner muchos más ejemplos, pero me quedo en la primera pregunta…

¿Verdaderamene todos y cada uno de nosotros piensa que la formación vial es necesaria? Y, en ese caso, ¿no piensa que es motivo de vergüenza el no saber?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.