Falta rigor, no sólo en reconocimientos médicos

|
Facebook
Facebook
Twitter
Visit Us
YouTube
LinkedIn
Instagram

La Seguridad Vial es el conjunto de tareas o acciones que influyen en la reducción o evitan los siniestros viales, actuando sobre los usuarios de la vía, la propia vía y los vehículos. La Educación Vial es la enseñanza que se da a los niños y a los jóvenes, relacionados con la persona y la sociedad en general, e intenta instaurar unas actitudes, comportamientos y valores emocionales al afrontar la movilidad por las vías públicas. Se trata de una tarea más generalista.

 

La Formación Vial refuerza esta Educación Vial y transmite Conocimientos y Destrezas/Habilidades, sobre todo, a la hora de manejar los vehículos por las vías públicas, aunque no deja de lado el tema actitudinal y emocional, por supuesto, tratándose de un cometido más específico. La Prevención Vial interviene sobre los usuarios de la vía, la propia vía y los vehículos, para que el siniestro vial no se produzca. Estos tres quehaceres influyen en los usuarios de la vía pública.

Los procesos para conducir vehículos por nuestras vías han cambiado mucho, por distintas razones, por el cambio de las vías, de los vehículos, de su número, de la normativa…Se han mejorado las vías y los vehículos de una manera fantástica, pero, ¿y los usuarios de la vía? ¿Los hemos mejorado?

El sistema para la obtención y renovación de permisos de conducir en España está obsoleto, caduco, y es insuficiente si queremos conseguir y mantener conductores seguros, eficaces y eficientes. ¿Os imagináis qué en la actualidad siguieramos circulando por las mismas vías y con los mismos vehículos que hace 50 años? Recuerdo los viajes con mis padres, (en ese vehículo que roza la perfección, que es el Citroën 2CV), de Albacete a Barcelona y viceversa, 10 horitas del tirón, ahora sería impensable. Pero seguimos compartiendo las vías con usuarios sin renovar, reciclar y reeducar, desde el año 1.963 mi padre no ha recibido ningún reciclaje en materia de tráfico y este ha cambiado, y mucho. Intento que conduzca lo menos posible, desde luego. El dato de que el 97% de los conductores actuales no superarían el examen teórico para la obtención del permiso de conducir es escalofriante. No quiero ni pensar si les valoráramos las Destrezas/Habilidades y las Actitudes/Valores Emocionales. No me explico como San Cristóbal no es Trending Toping todos los días.
 
Está claro que la exigencia para la obtención y renovación de los diferentes permisos de conducir en España es insuficiente. Hace falta un mayor rigor a la hora de obtener y renovar el permiso, no sólo en los reconocimientos médicos, sino también en los protocolos de Educación, Formación, Evaluación y Prevención Vial. Es ineludible que estás acciones sean de carácter mínimo, obligatorio, programado, presencial y evaluado. Impartidas por personal docente y evaluador debidamente titulado, cualificado, experimentado, vocacional, cmprometido, íntegro y con ética profesional.
Mientras no se aplique esta receta, la seguridad y la cultura vial de nuestro país seguirá el camino que actualmente lleva a la precariedad y esta precariedad nos afecta a todos los individuos y a toda la sociedad con consecuencias muy graves.

¿Queremos avanzar y mejorar cómo tal o continuamos empeorando?
 
 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.