Posición de Provial sobre el programa de la cadena La Sexta “Negocio sobre ruedas”

|
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
LinkedIn
Share
Instagram

 

LOGO DD

 

La verdad es que cada cierto tiempo toca “meterse” con el sector de las autoescuelas y con la Formación Vial que se imparte en la actualidad.

 

Todos los años sale a relucir el tema en algún medio de comunicación que se dedica a coger las cifras macroeconómicas, como cuántos millones facturan las autoescuelas, dónde se aprueba más rápidamente el permiso de conducción, dónde son más exigentes los examinadores o lo bien que les va a los Profesores De Formación Vial que están todo el día sentados y dando paseos por la calle. 

La verdad es que en cierta manera nos merecemos este trato. Sí…y nos lo merecemos porque aunque somos enseñantes y vivimos de la pedagogía, no nos hemos preocupado de hacer ver a la sociedad que nuestra labor es más importante de lo que parece y que, aunque hay mala praxis por parte de alguno, los Profesores de Formación Vial nos esforzamos e implicamos en sacar a la calle a conductores seguros, incluso a pesar de que la sociedad misma nos pide, en la mayoría de las ocasiones, que quieren su “permiso” y que luego ellos aprenderán por sí mismos.

Pues bien, desde PROVIAL queremos posicionarnos y aclarar algunos términos que nos parece n importantes  en base a esta nueva entrega de los programas televisivos o mediáticos que,  con informaciones sesgadas, en parte por el desconocimiento de Asociaciones de Profesores legales y que llevamos trabajando años para mejorar el sector, ponen en tela de juicio la labor de una parte de los verdaderos profesionales de la Seguridad Vial: los Profesores de Formación Vial.

Y lo ponen en tela de juicio porque al final lo que queda de estos programas es “las autoescuelas y todo lo que les rodea está relacionado”. Los Profesores que impartimos la enseñanza con total dedicación no merecemos que nos incluyan en ese saco.

En primer lugar, PROVIAL  es una Asociación de carácter profesional de Profesores y Directores de Formación Vial y que tiene como objetivo principal, la mejora de la Seguridad Vial y la defensa de los intereses profesionales. Podrán pertenecer a esta Asociación aquellas personas que tengan capacidad de obrar y no se encuentren sujetas a condición legal que lo impida y que ostenten el Certificado de Profesor de Formación Vial o Profesor de Autoescuela o Director de Escuelas de Conductores, reconocidos por la Dirección General de Tráfico u organismo que lo sustituya para su ejercicio en el Estado español y que tengan interés en el desarrollo de los fines de esta Asociación.

Esto es lo que reza en nuestro Acta Fundacional y que los redactores del programa en cuestión han obviado y, quizá por el desconocimiento referenciado,  sesgan de manera significativa una parte importante de la información que se aporta en el programa: la opinión de las Asociaciones de Profesores de Formación Vial. En nuestra opinión consideramos importante nuestra visión  sobre la formación, ya que al fin y al cabo somos nosotros los que sufrimos los devaneos de algunos empresarios de autoescuelas y somos los que  estamos impartiendo la enseñanza con un convenio y unas condiciones no acordes a la profesionalidad demostrada.

Los parámetros actuales son los siguientes:

  • La Formación Vial en España esta reglada por el Reglamento General de Conductores y por el Reglamento Regulador de Escuelas Particulares de Conductores. Por lo tanto, la Administración es la que marca las reglas de cómo, cuándo y por quien pueden impartirse las clases necesarias o no para la obtención y consecución del permiso de conducción, sea de la clase que sea.
  • Por otro lado, la imposición de tasas para la realización del examen de conducción está regulada por la Administración del Estado, imponiendo estas tasas, los plazos de validez de las mismas y las convocatorias a las que puede acudir un alumno con esa tasa pagada.
  • Evidentemente, son las autoescuelas como empresa privada, las que determinan los precios de las clases teóricas o prácticas, no existiendo un número mínimo ni máximo necesario e impuesto como requisito imperativo para presentarse al examen de conducir, ni en su fase teórica ni en su fase práctica. De hecho, la ley de competencia y la Administración prohíben a las autoescuelas fijar unos precios similares por riesgo a sanción administrativa.
  • En cuanto a las pruebas a realizar, los exámenes teóricos de conducción los elabora la DGT, el temario a preguntar (obsoleto o actualizado) lo realiza la propia DGT, las preguntas de los cuestionarios las “cuelga” en su página web la DGT, la propia Administración es la que no pone los medios para que en todo el  territorio nacional se examine de la misma forma, los exámenes prácticos y los plazos para la presentación a examen del alumno (en muchos de los casos con demoras de mes y medio) los establece la DGT, los criterios de calificación del examen práctico donde se establecen las faltas eliminatorias, deficientes o leves los establece, modifica, altera, crea e impone la DGT, sin ningún tipo de consulta a los Profesores de Formación Vial.
  • El sistema de calificación de los exámenes y la comunicación a los alumnos al día siguiente, o en algunos casos vacacionales hasta 7 días después, los establece la DGT.
  • La entrega de los permisos provisionales 3 ó 4 días después de la obtención del permiso y el envío al domicilio del interesado unas 3 semanas después de la obtención, lo establece la DGT.
  • Los empresarios dueños de autoescuelas son los encargados de establecer los precios, clausulas y demás términos del contrato de enseñanza con el alumno.
  • La Dirección General de Tráfico es la encargada de sacar a concurso qué autoescuelas serán las que impartirán los cursos de sensibilización y reciclaje de conductores, no impartiéndolos todas las autoescuelas, sino unas muy concretas y seleccionadas que en la actualidad las proporciona la empresa adjudicataria, que casualmente pertenece a CNAE, Confederación Nacional de Autoescuelas.
  • La DGT es la encargada de supervisar los cursos del denominado Permiso por Puntos (sensibilización y reciclaje) y por tanto de que los cursos se cumplan o no.
  • La Dirección General de tráfico es la encargada de estipular cuanto se cobrará por los cursos de sensibilización y reciclaje, de los cuales solo una parte será un importe para la escuela, que deberá pagar a todos los implicados en la formación: profesores, médicos, asociaciones de víctimas, locales, medios pedagógicos, etc.

Una vez establecidos, en parte,  quienes son los actuantes y su labor, es de razón nombrar la posición de PROVIAL ante los comentarios que se vierten en los medios sobre la labor de los Profesores de Formación Vial.

  • PROVIAL no está de acuerdo en el sistema de formación actual, en el cual impera la memorización de las preguntas establecidas en la DGT y que no supervisa los contenidos, contribuyendo ella misma a esa memorización publicando las preguntas en internet y facilitando la no asistencia a clase de los alumnos, despreciando la tarea de sensibilización del alumnado por parte del profesor. Tarea que luego hace obligatoria para recuperar los puntos perdidos o el permiso suspendido cuando el conductor comete las infracciones.
  • PROVIAL y la mayoría de los Profesores de Formación Vial, no están de acuerdo en que CNAE sea actor, juez y parte en la formación de Profesores de Formación Vial, los cursos de sensibilización y reciclaje, y a su vez sea la patronal de las autoescuelas, debiendo las mismas en muchas ocasiones pertenecer a la asociación para poder utilizar las pistas de examen en algunas provincias ya que la DGT sólo examina en dichas pistas regidas por CNAE o alguno de sus dirigentes. Y por supuesto la distribución de las escuelas encargadas de impartir los cursos, determinadas exclusivamente por CNAE, en función de sus propios criterios.

PROVIAL ya ha declarado en sus escritos que los cursos de sensibilización deberían ser impartidos por las autoescuelas que cumplan los requisitos, sin depender de intermediarios que hacen aumentar el coste de la formación. Y por supuesto controlados y dirigidos directamente por la DGT.

  • La profesionalidad de los Profesores de Formación Vial es la mayor de la ambiciones de PROVIAL y no es de su agrado que existan autoescuelas que, aparentemente, trabajen por debajo del precio de coste, contraviniendo la Ley de Competencia Desleal y la Ley de Ordenación del Comercio Minorista. Los profesionales de la enseñanza son los más perjudicados por esta situación, sufriendo en muchas ocasiones jornadas laborales infinitas para poder ganar un sueldo medianamente digno. Esta forma de trabajar es en muchos casos debido a la crisis y que la red de autoescuelas está formada en su inmensa mayoría por empresas de carácter familiar y con economía de subsistencia.

 201De ésta situación está totalmente informada la DGT sin intervenir en ningún momento.

  • Debido a la falta de una regulación y de un sistema que está orientado claramente a la no asistencia del alumno a las clases, la preparación a nivel teórico es totalmente inadecuada. Eso provoca que la sensibilización de los conductores sea nula. Y también repercute en las calificaciones de no apto, lo cual conlleva que en muchas ocasiones el alumno suspenda y tenga que renovar las tasas de tráfico, con lo cual aumenta la recaudación de la Administración y disminuye el presupuesto para las clases prácticas necesarias y  se producen otras calificaciones de no apto, teniendo otra vez que reintegrar tasas a la Administración.
  • Por otro lado, y también debido a la deficiente formación a nivel teórico por la no asistencia a clases teóricas, se alarga la formación práctica, ya que el profesor que imparte esta modalidad, se ve obligado a enseñar a ese alumno tanto las señales como las normas de tráfico, además del dominio y las aptitudes y habilidades necesarias para conducir. La conclusión es que la formación podría realizarse con menos clases, y por supuesto con menos coste,  si el alumno tuviera de antemano la formación teórica adecuada y que PROVIAL solicita a la Administración desde hace tiempo en forma de la obligatoriedad de asistir a las clases presenciales en al menos un ciclo mínimo.
  • PROVIAL no aprueba los cursos intensivos de 24 horas o tiempo similar, en los que se encierra a un alumno durante 8 horas diarias frente a un ordenador con el objetivo de memorizar determinado número de preguntas y se presente a un examen memorístico. Esa forma de proceder no es ni profesional de la enseñanza ni adecuada para que un conductor afronte con garantías de seguridad la circulación actual. Sin embargo la DGT, que es la que establece el programa de formación al que las autoescuelas se deben de atener, no controla, supervisa o establece medios de control para comprobar que se cumplen sus propios programas. Simplemente promulga ese tipo de actuación cuando ella misma proporciona las preguntas en su propia web. Y en ningún caso supervisa la formación adecuada impartida por centros totalmente desaconsejados y con empresarios con ningún ánimo de enseñar ni de formar adecuadamente a los preconductores.

Desgraciadamente la proliferación de estas ofertas engañosas en las cuales se prometen aprobados en menos tiempo está favorecida por dos factores:

  • La diferencia de baremos de calificación y sistemas de evaluación entre provincias. 
  • La poca preocupación de la DGT para implantar en todas las provincias los examinadores necesarios y los medios técnicos adecuados para la imposición de un sistema que no sea memorístico.

Para terminar, hay que destacar que en la mayoría de los casos cuando se publican las cifras, sólo se hace de la facturación de las autoescuelas, es decir, de los ingresos. Pero nunca se hace un estudio de los gastos. Y recordemos que el beneficio de las empresas viene determinado por la diferencia entre gastos e ingresos.

Sólo si se hacen estudios conjuntos de ingresos y gastos es posible valorar con objetividad si realmente es un negocio rentable.

Lamentablemente la mayor parte de la población se quedará con la frase “el negocio de las autoescuelas” sin saber que el 90% de las mismas no están involucradas ni de acuerdo a la mala praxis empresarial y de enseñanza de algunos empresarios del sector.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.