Diagnóstico y tratamiento

|
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
LinkedIn
Share
Instagram

Estaréis de acuerdo conmigo que para prevenir y arreglar cualquier problema es clave el diagnóstico y tratamiento de éste. Y éstos deben de ser valorados y ejecutados por todo el personal profesional posible, cualificado y experimentado, que entienda del problema a tratar. Pues bien, parece ser que en la problemática de la Seguridad Vial en España, a los Profesores/as de Formación Vial y Directores/as de Escuelas Particulares de Conductores, ni están ni se les espera.

 

Parece ser, que nuestro diagnóstico y tratamiento de la situación no gusta. ¿Será por lo sinceros y necesarios qué son? El sistema de Educación Vial en España es inexistente. El sistema de Formación Vial está caduco, obsoleto y es precario.

Es increíble que para obtener y renovar el permiso para transportar Mercancías Peligrosas, para el Certificado de Aptitud Profesional (C.A.P.), o para recuperar el crédito total del permiso por puntos, haya que asistir a unos cursos mínimos, programados, obligatorios, presenciales y evaluados, y, para obtener cualquier permiso de conducción NO.

El 97% de los conductores actuales no aprobarían el examen teórico para obtener el permiso de conducción de la clase B. No se entiende que para renovarlo el único requisito sea superar un Reconocimiento Médico, de dudosa exigencia.

Es inexplicable que siendo el Factor Humano el causante de entre el 70 y el 90 % de los Siniestros Viales, el tratamiento más demandado sea mejorar las infraestructuras y los vehículos.

No se entiende que la Administración permita el intrusismo profesional y permita impartir cursos, charlas, debates, entrevistas, jornadas y demás actividades “promocionando” Educación y Formación Vial a personal sin Cualificación, Titulación y Experiencia en la materia docente.

Y que desde el 2011 tengamos un grado de FP en Docencia de Formación Vial aprobado, y no se haya desarrollado e implantado, eso ya clama al cielo.

Ya saben, inversión en Educación, Formación, Evaluación y Prevención Vial de Calidad, que debe ser Mínima, Programada, Obligatoria, Presencial y Evaluada, y en todas sus Fases, Inicial, Continua y Final, e impartida por personal Docente y Evaluador Íntegro, Titulado, Cualificado, Educado, Formado, Experimentado, Vocacional, Sensibilizado, Comprometido y con Ética Profesional.

Cuando dejen de atender los intereses particulares de unos pocos y atiendan los intereses generales de toda la ciudadanía española, entonces, y solo entonces, pondremos en marcha la Visión Cero, se mejorará la Seguridad Vial y se implantará una Cultura Vial correcta y duradera.

“Cuántas muertes más serán necesarias para darnos cuenta de que ya han sido demasiadas” – Bob Dylan –

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.