Apoyo a Rocío.

Provial se ha puesto en contacto con Rocío para interesarse por su estado y nos ha autorizado para hacer público el contenido de este artículo.

Hace unos días, Rocío Gutiérrez, acudió a su puesto de trabajo para hacer su quehacer diario: formar a aspirantes a la obtención del permiso de conducción y presentarlos a examen. Ese día fue diferente ya que terminó con una agresión que le provocó daños en sus cervicales y una muñeca por los que necesitó asistencia médica. En la actualidad todavía sigue recuperándose de sus lesiones.

En Provial condenamos y censuramos todo tipo de agresiones: físicas y verbales en cualquier entorno y el entorno laboral que es el que nos ocupa, por supuesto exige una condena firme y sin fisuras.

Rocío en estos momentos se encuentra dolida física y moralmente, “pues una no espera que en el desarrollo de su trabajo sea víctima de una agresión”. Todavía analiza el porqué y no entiende como alguien puede llegar hasta ese punto de violencia. Rocío aparte de sus heridas físicas ha recibido amenazas de muerte.

Se encuentra animada por la evolución satisfactoria de sus heridas y por los apoyos recibidos pero también preocupada y tiene una mezcla de sentimientos confusos por la triste realidad que está viviendo. Pero sabe que va a recuperarse totalmente y que seguirá con su vida y su trabajo.

Rocío es una mujer valiente que no se ha amedrentado y ha presentado denuncia a la Policía y ya tiene fecha para el juicio que se celebrará pasado el verano. Provial le brinda todo su apoyo y sigue en contacto.

La agresión provocada por un alumno que no quiso hacer prácticas y que además no prestó atención a los comentarios y los consejos que Rocío le dio.

“Le decía las cosas y no me escuchaba, él iba a lo suyo”, “me dijo que iba a examen y no tuve ninguna opción”.

Uno de los problemas que tenemos es la no exigencia a establecer un número de clases mínimo obligatorio y obligatorio implica de ordenado cumplimiento. Esa exigencia debe ser abordada con garantías legales y el endurecimiento de los certificados médicos. Se debe ser también valiente para impedir el acceso a la obtención del permiso de conducción a algunas personas. Este alumno ha demostrado una crueldad que podría llegar a trasladar el día que sea conductor y se maneje circulando por las vías. No queremos a estos perfiles en nuestras carreteras.

Reiteramos nuestro apoyo y ayuda a Rocío. Gracias por atendernos y explicarnos como te sientes. Gracias, valiente por denunciar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.