A río revuelto…

|
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
LinkedIn
Share
Instagram

A río revuelto, ganancia para pescadores.

Y en eso andamos.

Lo que parecía ser un secreto a voces, ha dejado de ser secreto y se confirma que Cnae hace pública su propuesta que pasa por la privatización de los exámenes. Aunque se quiera revestir como una fórmula pública-privada y bajo la supervisión de Dgt.

Mientras unos siguen con su huelga y no llegan a acuerdos con la Administración, los otros aprovechan y justifican su propuesta, precisamente apoyándose en esa huelga. En  medio de este quid algunas  empresas y profesores en estado permanente de estrés. Se desconoce cómo, cuándo y de qué forma se van a examinar  los aspirantes. Esta falta de viabilidad  hace que los alumnos anulen sus prácticas o las reduzcan con el consiguiente riesgo de supervivencia para algunas empresas y por tanto de sus profesores.

Empresas y trabajadores nos complementamos. Los unos sin los otros y los otros sin los unos no tenemos futuro. Como tampoco lo tienen los examinadores, funcionarios públicos si se desarrolla esta propuesta.

No puedo decir que sea una propuesta novedosa pues ya hace tiempo que en los mentideros se habla de ésta y de otras fórmulas. Me imagino que lo siguiente será la conducción acompañada que ya en tiempos de Riu como subdirector de la Dgt andaba planeando por las mesas de los despachos y que ahora se encuentra en algún cajón no abandonado, sólo aparcado.

Haciendo un pequeño sondeo me encuentro con más autoescuelas y profesores en contra de la privatización que a favor. Aunque hay que reconocer que con la sangría que se sufre desde el mes de junio, algunos contrarios están empezando a cambiar de opinión y se manifiestan a favor de una privatización. No les culpo, quieren una solución para hoy, y tener un trabajo digno en condiciones, pues se ven con dificultades para llegar a fin de mes o engrosando las listas del paro o buscando otra salida profesional. Es muy triste que profesionales que disfrutan con su trabajo y hacen un buen trabajo se encuentren en esta tesitura que no han buscado, son los efectos colaterales.

Siempre he apostado por el servicio público pero también que en casos puntuales éste pudiera verse reforzado por Profesores de Formación Vial. Mensaje también adoptado desde Provial y por el que recibimos no pocas quejas, críticas y censuras. El tiempo da y quita razones. ¿No era mejor que los Profesores de Formación Vial fueran con las exigencias pertinentes examinadores, en lugar de personal del ejército?

Estamos a veces, perdiéndonos en la punta del iceberg y no vemos o no queremos ver. Y lo digo por todos. Hay que ser capaces de mirar el futuro. Sé que en estos momentos es complejo pero nuestros problemas son mucho más mayores que una demanda económica.

No creo que la privatización sea la solución.

Demasiadas evidencias de que las cosas no han funcionado demasiado bien cuando se han otorgado poderes de decisión al sector privado de las autoescuelas.

Cnae no representa a todas las autoescuelas, por ello el enunciado de la propuesta no es veraz. Pero, no nos perdamos en la semántica y veamos más que la punta del iceberg, la pregunta sería:

¿Quién se beneficia cuándo existe un cambio?

Dudo que en la toma de decisiones se opte de verdad por la mejora de la seguridad vial. Más me parece que se trata de volúmenes totales de negocio y del cómo exprimir la nueva gallina de oro.

Y repito: Si se privatiza ¿quién se beneficia?

Carme Huguet

 

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.