Criminología vial.

La criminología vial es el estudio de los delitos viales, de sus causas y de las conductas antisociales y la reacción que tienen éstas en las vías y en los siniestros viales. Se trata de una ciencia multidisciplinar que debe aplicarse teniendo en cuenta otras ciencias como: la sociología, el derecho penal y procesal, etc… Si analizamos todos los factores intervinientes y las conductas, serán mucho más contundentes las conclusiones obtenidas que deben favorecer la reducción de la siniestralidad por la mejora en las actuaciones e intervenciones y también en la obtención de permisos y sus revisiones.

En la actualidad, la sociedad en la que vivimos, no toma con la importancia debida los siniestros viales, el por qué éstos se producen y el qué deberíamos hacer para disminuirlos y acercarnos al Objetivo Cero Víctimas, que aunque se estima alcanzarlo en 2050, no debe dejarnos inmóviles ante la gestión de reducción de la siniestralidad. El objetivo siempre debe ser que no se produzcan muertos en carreteras, por las mejoras en las conductas de conductores y usuarios, por la seguridad de las carreteras, por la implementación de las nuevas tecnologías y por los protocolos de emergencias y actuación sobre las víctimas.

En 2020 terminará el Decenio de Acción para la  Seguridad Vial 2011-2020 y que podríamos resumir en 5 pilares de acción:

1.-Gestión de la Seguridad Vial

2.-Vías y movilidad más seguras.

3.-Vehículos más seguros.

4.-Usuarios de las vías más seguros.

5.-Mejoras en la respuesta tras los accidentes.

La criminología vial, es sin duda, un estudio que nos permite mejorar esos cinco pilares de acción por la información que puede darnos sobre los siniestros viales para evitarlos y darnos las claves de intervención para introducir también valores en la sociedad que hagan disuadir de las conductas antisociales. El cambio de actitudes es complejo y tarea a medio/largo plazo, por lo que no debemos esperar más tiempo para introducir la criminología vial.

2 comentarios en “Criminología vial.

  • el 17 enero, 2018 a las 16:57
    Permalink

    Yo me pregunto ante esto…

    ¿por qué hemos dejado que la Criminología Vial ahonde en nuestro terreno formativo?

    Es el personal Sancionador (Agente responsable de la Vigilancia y control de tráfico) el que está ejerciendo en la mayoría de los casos con muchísima voluntad y empeño, y desde luego acierto, su labor educadora… pero somos nosotros, en nuestro perfil de Formador, en combinación con los educadores, los que deberíamos tener más palabra en esto.

    La pedagogía moderna nos enseña a educar con refuerzos positivos, y no con los negativos (castigo, sanciones, etc…)

    A fin de cuentas, la cita de Pitágoras ya lo decía en la Grecia Clásica….”educad a los niños para no castigar a los hombres…

    • Provial
      el 18 enero, 2018 a las 11:01
      Permalink

      La criminología vial no da formación a los ciudadanos, lo que hace es estudiar las conductas delictivas. Conocer el perfil de los delincuentes viales, es sin duda un beneficio para la formación vial, pues nos dará un mayor conocimiento de cómo deberemos abordar los formadores y educadores, la formación y educación vial que debe transmitirse a los ciudadanos.
      El hecho de que se indague para conocer las conductas antisociales y delictivas no debe verse como algo negativo, si no como un beneficio para todos. Los formadores y educadores, en líneas generales, no tienen un conocimiento amplio para poder analizar los diferentes perfiles. Los estudios y resultados de la criminología vial nos darán herramientas para hacer una mejor formación y educación vial para conseguir tanto conductores como usuarios de las vías más seguros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.