Dificultad nieve OK

¿Qué necesitas saber ante previsión de nevadas?

|
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
LinkedIn
Share
Instagram

Las últimas nevadas acarrearon no pocos problemas en el tráfico de algunas carreteras de la península. Cientos de conductores pasaron la noche en las carreteras por no poder llegar a sus residencias. ¿Quién fue el responsable? En cualquier caso, quien fuera el responsable no resta la dificultad por la que pasaron esos conductores, acompañados de sus familias y de niños de poca edad.

Todos sabemos que ante dificultades adversas como puede ser la climatología debe extremarse la prudencia. En cualquier manual de obtención de permisos se dan recomendaciones básicas para afrontar diversas situaciones. Y una de ellas, es la conducción con nieve. Siempre se aconseja llevar alguna manta, ropas de abrigo, comida y agua, teléfono móvil cargado, depósito de combustible lleno y cadenas. Extremar la precaución, adaptar la velocidad, seguir las indicaciones de los agentes encargados del tráfico y de la señalización que podamos encontrar. Como es lógico el cumplimiento de todas esas medidas no implica que el titular de la vía no tenga responsabilidad. Debe saber como actuar en esos casos para evitar molestias innecesarias y previsibles a los usuarios de la vía.

Como se anuncia en el primer párrafo, las nevadas ocasionaron serios problemas a muchos ciudadanos y no puede arremeterse sistemáticamente contra ellos haciéndoles los únicos responsables del problema.

La senda sencilla aunque no inteligente es echar balones fuera, mirar hacia otro lado y buscar siempre el culpable a todos los males, cuando en demasiadas ocasiones existe una corresponsabilidad.

Tras los problemas de las vías, habrá que analizar que cadena de errores se produjeron para mejorar los protocolos de prevención ante climatología adversa. Sí, prevención, porque la prevención es básica para evitar o al menos paliar las dificultades posteriores.

Ahora, de poco sirve, hablar, salvo el derecho al pataleo, cuando lo importante es evitar que se puedan suceder nuevas jornadas con problemas en las vías por nevadas y exigir la mejora de los protocolos de intervención.

Prevención y actuación deben ser las máximas. Si ambas máximas son excelentes, será mucho más sencillo conocer el eslabón de la cadena que cometió el error, demandarle responsabilidad u ofrecerle información para que mejore su actuación.

 

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.