Direction uncertainty with a landscape of confused tangled roads and highways and a group of traffic signs competing for influence as a symbol of the challenges of planning a strategy for success.

Cuestiones ProVial. Conclusiones tras la entrevista a Pere Navarro, Director de la DGT en RAC1 por Jordi Basté.

|
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
LinkedIn
Share
Instagram

Después de escuchar la entrevista uno llega a la conclusión que es muy acertado el dicho albaceteño que si quieres afrontar grandes retos, tienes que almorzar “de recio”, si no, no hay quien lo aguante.

Hemos desgranado las cuestiones referentes a la educación, formación, prevención y evaluación vial para su análisis.

El confundir libertad con velocidad, que los usuarios de las vías las utilicen habiendo ingerido alcohol o drogas, aún sabiendo lo peligroso que es y conducir como se vive está provocado por una falta considerable de formación, concienciación, sensibilización y evaluación mínima y de calidad.

Informando, controlando y vigilando no se consigue concienciar ni sensibilizar. Para eso hay que educar, formar, prevenir y evaluar constantemente. Se obtienen y se renuevan los permisos de conducir muy alegremente, no únicamente las personas mayores.

Les preocupa mucho el tema de las bicicletas, los ciclomotores, motocicletas y Vehículos de Movilidad Personal (VMP).

Las bicicletas no precisan de ningún tipo de formación ni evaluación vial.

Para obtener el permiso de la clase AM, que es a partir de los 15 años, no se exige superar las pruebas del teórico común ni las pruebas prácticas de comportamientos en vías abiertas al tráfico en general.

Permiten a los que posean el permiso de la clase B poder conducir desde el primer día un ciclomotor y con más de tres años de antigüedad los habilitan en territorio nacional para conducir las motocicletas del permiso A1, que son las de hasta 125 cm3, sin tener que recibir ni superar ningún tipo de formación ni evaluación vial. Se puede dar el caso de personas que no sepan ir en bicicleta y estén autorizados para conducir ciclomotores y motocicletas.

La regulación de los nuevos VMP se la traspasan a los municipios. Se lavan las manos como Pilatos. El “Ahí lo dejo” de Millán-Astray lo convierten en “Ahí te lo dejo”, y te apañas como veas.

Bajo estas circunstancias, ¿cómo esperan qué no aumenten los siniestros viales de estos vehículos en particular?

¿Y sacarse el carné de conducir es caro? ¿Y no lo rebate?

Ustedes que cobran 92,20 € por:

  • 30 minutos de examen teórico. (20 minutos si es específico).
  • 5 minutos de examen de Destreza/Habilidades por maniobra/alumno. (15 minutos en el peor de los casos).
  • De 25 a 45 minutos de examen de Actitudes en vías abiertas al tráfico.

En el caso del permiso de la clase B, a 100,58 €/h.

En el caso de un permiso con tres pruebas, a 69,15 €/h.

80 Millones de Euros NETOS de beneficios al año genera la DGT.

Y con estos números, no son capaces de ofrecer ni a los ciudadanos, ni a los docentes ni a las empresas que se dedican a la formación vial un servicio con capacidad plena de exámenes, que no se da por la falta de personal administrativo y examinador. 100 examinadores tendrían un coste aproximado de 4 Millones de Euros al año. No tienen voluntad de arreglar este problema, por que recursos hay más que suficientes.

Se inventan el Sistema CAPA, disfrazado en busca de la Calidad, para implantar un cupo máximo de exámenes, que coarta los derechos de todos los implicados en la obtención de los permisos de conducir. Cupo que ya existía antiguamente por profesor y vehículo y que una sentencia del Tribunal Supremo reconoció el derecho de las autoescuelas a presentar a cuantos alumnos estimen preparados sin límite alguno. El CAPA es otro tipo de cupo que no tardarán en anular.

El teórico del permiso de la clase B precisa para impartirlo con un mínimo de calidad, de 25 a 35 horas. La media mínima de horas prácticas para el permiso B son unas 20.  Con sus tarifas, en el mejor de los casos, un permiso B debería de costar 4.526,10 €.

Si tanto les preocupa el desembolso económico que tienen que afrontar los ciudadanos a la hora de obtener los diferentes permisos de conducir, ¿por qué no eximen a todos los conceptos que engloban la actividad formativa vial del Impuesto sobre el Valor Añadido (I.V.A)? ¿O qué ese desembolso fuese deducible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas?

No perdemos la esperanza de que algún día, más pronto que tarde, aparezca algún mesías con vocación de servicio público, sea nombrado Director, y expulse a los mercaderes del Templo de la DGT, en aras de su purificación y del bien común.

La Formación y la Evaluación Vial Salvan Vidas.

La Formación y la Evaluación Vial Reducen la Siniestralidad Vial.

Dionisio Almendros Belmonte. 

Profesor y Director Íntegro de Formación Vial. 

Jefe de la Delegación de ProVial Asociación Profesional por Castilla-La Mancha.

ENTREVISTA RAC1: https://www.rac1.cat/a-la-carta/detail/bf1d5296-4da1-4340-a102-97ba7a78bc15?program=el-mon&section=entrevista 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.