¿Culpable o responsable?

|
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
LinkedIn
Share
Instagram

Hemos compartido en redes sociales un vídeo, en el que un vehículo que sale de un estacionamiento marcha atrás, colisiona con otro vehículo que va circulando. Os invitábamos a reflexionar sobre la colisión que se produce. Por si no habéis tenido la oportunidad de verlo, aquí lo tenéis:

Como véis, se aprecia un vehículo saliendo marcha atrás de un estacionamiento. Se desplaza a baja velocidad, parece incluso que lo hace con prudencia, pero a pesar de ello se produce una colisión. En estos casos, siempre surge la misma pregunta:

Se ha producido un siniestro de tráfico, ¿de quién es la culpa?

La palabra CULPA no es quizás la más adecuada si pretendemos cambiar la educación vial que impartimos. Ser culpable no invita a la reflexión, parece que la culpabilidad sea fruto del azar y no consecuencia de determinados actos. Además, ¿por qué parece que siempre se busque un culpable en lugar de una explicación de los hechos?. 

En el caso del vídeo, será declarado “culpable” con toda probabilidad el conductor que sale marcha atrás del estacionamiento. Pero como profesores de formación vial, no debemos quedarnos en la superfície y es necesario indagar para conocer al detalle qué ha pasado. Sabemos que aunque se declare culpable a un conductor, ambos tienen responsabilidad en lo sucedido.

Supongamos que el conductor que sale del estacionamiento, ha cumplido todas y cada una de las precauciones descritas en el artículo 81 del Reglamento General de Circulación (regula la ejecución de la maniobra de marcha atrás), pero a pesar de ello, no ha podido evitar la colisión.

El otro conductor también tiene obligaciones, no lo olvidemos! Todos los usuarios de las vías públicas tienen obligaciones que cumplir.

Los docentes de formación vial, hablamos siempre de la zona de incertidumbre. Ésta es la que rodea a todos los usuarios de la vía en la que sus movimientos son imprevisibles. Es por este motivo que siempre debemos dejar una distancia de seguridad suficiente, que evite conflictos. Forma parte de nuestro día a día evitar estas situaciones de riesgo, constantemente debemos corregir la trayectoria y explicar porqué no es correcto circular sin mantener distancias de seguridad. 

Pongamos por caso que el conductor que sale del estacionamiento, a efectos del seguro de responsabilidad civil de suscripción obligatoria, es considerado culpable. Pongamos por caso también, que ha cumplido con todas las precauciones pero el otro vehículo circulaba a una velocidad inadecuada y sin dejar margen lateral de seguridad con los vehículos estacionados…¿quién es realmente el responsable?.

Una de las acepciones según la RAE de la palabra responsabilidad es “que pone cuidado y atención en lo que hace o decide”. Pues nosotros creemos que para conducir hay que ser RESPONSABLE, así evitar riesgos. La palabra “accidente” encierra en sí misma un hecho inevitable, premisa absolutamente falsa. Todos sabemos que los mal llamados accidentes son en realidad la consecuencia de actitudes irresponsables, imputables al factor humano.

El lenguaje que empleamos los docentes de formación vial es importante. No busquemos conductores culpables o inocentes, todos somos RESPONSABLES de la conducción segura.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.